Español

Cómo y por qué realizar un estudio de panel con herramientas inalámbricas

25 Sep 2020 | Seguridad

Los estudios de paneles ocurren cuando se producen mudanzas o cambios, lo cual es bastante frecuente.

Los cubículos de las oficinas se reorganizan o la zona de fabricación de una planta se reubica. Estos cambios pueden dar lugar a un estudio de panel, un proceso que tiene como objetivo verificar que el espacio nuevo tenga una fuente de alimentación con una capacidad de corriente suficiente para la instalación de nuevos equipos y cargas.

Los estudios de paneles son variaciones a corto plazo de los estudios de cargas, en los que, de acuerdo con un código (el Código Nacional de Instalaciones Eléctricas o NEC), se analizan los niveles de corriente durante un período de 30 días. Los estudios de paneles suelen durar un día, a veces más. En ellos, se evalúa la capacidad existente de paneles eléctricos, a fin de determinar si pueden satisfacer las necesidades de corriente de las maquinarias y los equipos que se instalarán en el lugar.

Un método eficaz para la realización de un estudio de panel consiste en el uso de herramientas de medición interconectadas de forma inalámbrica y equipadas con una función de registro. Un ejemplo: el Sistema industrial Fluke 3000 FC es una de las tantas herramientas de medición y prueba equipadas con Bluetooth que transmite datos a la aplicación Fluke Connect® en teléfonos con iOS o Android.

Cómo funciona:

  1. Vista equipo de protección personal (EPP) para abrir e inspeccionar el panel eléctrico. Con la nomenclatura del panel se debe identificar su capacidad de amperaje. Si se trata de un panel de 100 amperios que contiene 10 disyuntores, no debería haber más de ocho en funcionamiento. El NEC estipula que un panel no puede exceder el 80 % de su capacidad nominal.
  2. Ponga en funcionamiento todos los módulos de corriente que tenga disponibles. Para hacerlo, coloque una pinza alrededor de uno de los cables de cada circuito (conectado a un disyuntor) que medirá. Se puede visualizar un máximo de seis señales de forma simultánea en un teléfono o una computadora mediante la aplicación Fluke Connect®.
  3. Inicie las mediciones y comience el registro de datos según la duración que seleccionó. Cuando están equipados con baterías nuevas, los módulos de Fluke pueden operar de forma continua durante un mínimo de 250 horas (más de 10 días).

Cuando se conecta de forma inalámbrica, un técnico puede supervisar las lecturas de cada módulo a través de un teléfono (a una distancia no mayor de 20 metros) o una computadora. El técnico podrá realizar otras tareas mientras los módulos recopilan y registran los datos. No es necesario volver a abrir o cerrar los paneles, de modo que no es necesario ponerse y sacarse el EPP.

La conectividad inalámbrica permite una manera más fácil, rápida y eficiente de realizar un estudio de panel. Por ejemplo, una pinza amperimétrica estándar solo proporciona mediciones en el momento, pero no lecturas continuas.

Los resultados le indicarán al técnico si es necesario agregar más capacidad a un panel existente o si se necesita instalar un panel nuevo.

Algunas situaciones pueden exigir un estudio integral de la carga y el uso de una herramienta como el registrador trifásico de energía 1730/US de Fluke, lo que requeriría procedimientos detallados de configuración. Los estudios de panel son suficientes para entornos menos complejos y los módulos inalámbricos de corriente de Fluke hacen ese proceso eficaz y rentable.