Los medidores de resistencia de tierra aumentan el tiempo de actividad y reducen el riesgo de descarga.

Es fundamental que las instalaciones posean sistemas eléctricos con conexión a tierra, para que, en caso de impacto de un rayo o una sobretensión, la corriente pueda encontrar una ruta segura a tierra. Para garantizar una conexión a tierra fiable, la International Electrical Testing Association recomienda realizar pruebas en los electrodos de puesta a tierra cada tres años.

La gama de comprobadores de puesta a tierra de Fluke fue creada para abordar todos los métodos de prueba de la puesta a tierra, desde el básico hasta el más avanzado. Nuestros comprobadores están diseñados para ser precisos, seguros y fáciles de usar. Ofrecemos medidas de resistencia rápidas y precisas a través de diversos métodos de prueba: caída de potencial de 3 y 4 polos, comprobación selectiva, sin picas y de 2 polos. Podrá encontrar más información en el Centro de soluciones de puesta a tierra.