Los novedosos y potentes osciloscopios portátiles de dos canales

07-10-2013 | Osciloscopios

Los nuevos medidores amplían la línea de osciloscopios portátiles de Fluke para las aplicaciones y los entornos más exigentes.

Los nuevos osciloscopios portátiles de 2 canales Fluke ScopeMeter® de la serie 190 II combinan la potencia de un osciloscopio de 2 canales con un multímetro digital de 5.000 cuentas y modo de registro sin papel. Esto da lugar a un avanzado instrumento de comprobación y medida en el que los profesionales de mantenimiento y reparación pueden confiar a la hora de solucionar problemas en el rendimiento del equipo in situ.

Los modelos de 2 canales se unen a los recientes modelos de 4 canales ScopeMeter de la serie 190 II para crear la primera gama completa de osciloscopios portátiles de alto rendimiento con 2 o 4 canales de entrada independientemente aislados, un resistente estuche sellado y clasificación de seguridad CAT III 1.000 V y CAT IV 600 V. Los instrumentos de comprobación Fluke ScopeMeter son idóneos para tareas de reparación, instalación y mantenimiento en electrónica industrial, maquinaria eléctrica o sistemas de control.

Vea osciloscopios en uso en una fábrica con maquinaria para conformado de metales (.swf).

¿Qué tienen de diferente estos osciloscopios?

Los osciloscopios son herramientas que amplían las técnicas de resolución de problemas eléctricos y electrónicos proporcionando una imagen clara de lo que sería una señal eléctrica. Mediante el análisis visual de la forma de onda, puede detectar inmediatamente perturbaciones habituales de señal como el ruido, la distorsión o los transitorios. La inspección minuciosa de la forma de onda sobre la amplitud y el dominio temporal puede revelar errores como la atenuación, la fluctuación o la desviación de la señal, o incluso variaciones y fluctuaciones indeseadas. El primer paso para diagnosticar un fallo en el sistema eléctrico es capturar y evaluar la gravedad de esas anomalías. Los modelos ScopeMeter incluyen una memoria de gran capacidad (hasta 10.000 muestras por canal) para que pueda examinar con gran detalle pequeñas porciones de la forma de onda.

Los osciloscopios Fluke ScopeMeter son el referente de la industria en osciloscopios portátiles, seguros y resistentes. Combinan un estuche sellado resistente al polvo y a las salpicaduras, probado de acuerdo con la normativa IP51, con un diseño capaz de soportar vibraciones de 3 g o golpes de 30 g.

Vea osciloscopios en uso en una planta de tratamiento de cañas de azúcar (.swf).

Las conocidas mejoras de la nueva serie 190 II incluyen una ampliación de la duración de la batería, las baterías intercambiables en caliente y una clasificación de seguridad superior. El modelo ScopeMeter funciona durante hasta 4 horas con un paquete de baterías de ion de litio de 2.400 mAh (de serie con los modelos de 4 canales y opcional para los de 2 canales). La tapa del compartimento de la batería permite cambiar rápidamente la batería agotada por una recién cargada. Las entradas independientes aisladas eléctricamente, con categoría de seguridad CAT III 1.000 V y CAT IV, ofrecen a los técnicos y a los ingenieros la seguridad necesaria para medirlo todo, desde señales de control de baja tensión hasta una fuente de alimentación trifásica.

El osciloscopio ScopeMeter de la serie 190 II está disponible en 200 y 100 MHz, tanto con 2 como con 4 canales y un modelo adicional de 2 canales de 60 MHz. Con una velocidad de muestreo de hasta 2,5 GS/s y una memoria de gran profundidad de hasta 10.000 puntos de muestreo por entrada, el nuevo modelo de la serie 190 II capturará y mostrará cualquier forma de onda o anomalía en la misma. Con dos puertos USB aislados eléctricamente, los usuarios pueden almacenar datos cómodamente en un dispositivo de memoria USB o conectar fácilmente el ScopeMeter a un PC para transferir formas de onda o imágenes de pantalla para analizar y archivar los datos.

Vea osciloscopios en uso en el sistema de cableado de un coche (.swf).

¿Qué aplicaciones de mantenimiento industrial y servicio de exteriores tiene?

Los técnicos y los ingenieros utilizan estos osciloscopios portátiles para una amplia gama de aplicaciones de mantenimiento industrial y servicio de exteriores (desde la instalación y la puesta en marcha hasta el mantenimiento y resolución de problemas en componentes electrónicos industriales, electromecánicos, de proceso y automatización, equipos de termografía y sistemas de aviónica y comunicaciones). Debido al aumento de la robótica y los sistemas de cogeneración, muchas instalaciones industriales requieren hoy en día la capacidad para capturar, mostrar y diagnosticar los problemas de amplitud, tiempo, forma de onda o relacionados con el tiempo en las señales de controles de motor, controladores lógicos programables, fuentes de alimentación, variadores, actuadores, sensores y codificadores.

Obtenga más información acerca de los osciloscopios portátiles ScopeMeter de la serie 190 II.