Captura de las anomalías de formas de onda imprecisas con el osciloscopio ScopeMeter® de la serie 190C

01-01-2019 | Osciloscopios

Mirar a una forma de onda en la pantalla de un osciloscopio esperando a que aparezca un fallo aleatorio e intentar congelar manualmente la imagen antes de que se actualice la siguiente forma de onda es una tarea prácticamente imposible. Pero entonces, ¿cómo se pueden capturar los fallos aleatorios? Con la función de comprobación del tipo apto/no apto del dispositivo Fluke ScopeMeter de la serie 190C, las formas de onda imprecisas se capturan automáticamente.

Usaremos la famosa plantilla de máscara de pulso UIT G703 como ejemplo para ilustrar lo sencillo que puede resultar capturar anomalías en formas de onda que se encuentren fueran de una plantilla para formas de onda que haya creado.

La norma G.703

G703: plantilla E1

La norma G.703 se creó originalmente para la transmisión de voz y datos a través de redes digitales. Se trata de una recomendación de la UIT (antes la CCITT) que está relacionada con la norma PCM. La voz analógica para una conversión de datos digitales, de acuerdo con la norma PCM, requiere un ancho de banda de 64 kb/s (±100 ppm), dando como resultado la unidad básica para la norma G.703. El multiplexado de esto da lugar a un T1 de 1,544 Mb/s y un E1 de 2,048 Mb/s.

Las características eléctricas de las interfaces de red se describen en la recomendación G.703. La figura 1 muestra los límites de señal para una señal de 2,048 Mb/s.

Comprobación de varios canales mediante dos máscaras distintas

Se utiliza un balun entre el panel de conexión y una línea de transmisión coaxial para ajustar la impedancia de 120 Ω de la línea simétrica a la de una línea coaxial de 75 Ω. Tanto la entrada como la salida del balun tienen cada una su máscara específica.

Red ISDN30

El ScopeMeter puede realizar simultáneamente una comprobación del tipo apto/no apto en la entrada y la salida del balun con máscaras distintas. Las entradas flotante y aislada del Fluke ScopeMeter hacen posible estas medidas sin el riesgo de realizar conexiones a tierra no deseadas. Es más, las sondas de alta impedancia permiten realizar medidas directas sin cargar la línea y sin la necesidad de una sonda diferencial externa.

Edición de plantillas del tipo apto/no apto

Con FlukeView es posible exportar una forma de onda a una hoja de cálculo que, a continuación, se puede modificar con Excel para crear una plantilla personalizada. Esta plantilla de referencia para comprobaciones del tipo apto/no apto se puede confeccionar a partir de formas de onda de FlukeView guardadas en formato .csv y modificadas posteriormente con Excel o Bloc de notas, por ejemplo, a fin de introducir nuevos valores para cada punto de muestra.

Ejemplo de una máscara coaxial E1 conforme a la norma G.703 de la UIT modificada con Excel

La plantilla de referencia requiere una forma de onda de mínimos y máximos de 300 puntos. En la figura 3, la columna B representa los valores mínimos de la máscara (línea azul en el diagrama) y la columna C representa los valores máximos de la máscara (línea roja en el diagrama). Las zonas a la izquierda y a la derecha de la plantilla original no resultan de interés para esta comprobación del tipo apto/no apto, lo que significa que los valores mínimos y máximos están determinados por el tamaño de la pantalla. Una vez modificada la plantilla de referencia, se puede cargar en el ScopeMeter mediante FlukeView (versión 4.1 o superior).

Las plantillas pueden usarse como referencia para comprobar la entrada A o para la entrada B. El punto de disparo debe establecerse al 50 % del flanco de subida del pulso. Para un posicionamiento exacto, la parte superior del símbolo de disparo debería alinearse con el nivel del 50 % de la plantilla.

Plantilla del tipo apto/no apto usada como referencia para la entrada A

Además, con dos máscaras distintas se puede realizar una comprobación del tipo apto/no apto en ambas entradas. En las entradas A, la entrada de un balun se puede supervisar mediante una plantilla que corresponda a una impedancia de línea de 120 Ω, mientras que en las entradas B la salida del balun se supervisa con una plantilla de 75 Ω.

Conclusión

La comprobación del tipo apto/no apto agiliza la resolución de problemas en sistemas electrónicos identificando cualquier evento que se encuentre fuera de los valores mínimo y máximo especificados en la plantilla de referencia.

Tanto si es responsable del mantenimiento de redes de telecomunicación como de sistemas de control industrial, la flexibilidad de las plantillas personalizadas y los indicadores del tipo apto/no apto hacen de la serie 190C de Fluke una herramienta muy efectiva para la resolución de problemas.