Instrumentos para calefacción, ventilación y aire acondicionado

Confiamos en los sistemas de climatización para mantener unos niveles aceptables de temperatura, humedad y ventilación con el fin de lograr el bienestar y la comodidad de los usuarios y, ahora más que nunca, para ayudar a regular el estado de los edificios y gestionar los costes cada vez más elevados de la energía. La relación entre el sistema de climatización, el espacio necesario, los materiales del edificio, las condiciones meteorológicas y la presión diferencial es un proceso dinámico que no deja de cambiar para diagnosticar la calidad del aire.