La vibración y el Fluke 810

06-01-2012 | Vibración

La vibración, en un nivel básico, consiste simplemente en un movimiento hacia atrás y hacia adelante u oscilación de las máquinas y de los componentes de los equipos motorizados. A veces, la vibración de los equipos industriales es un síntoma o incluso una causa de problemas, otras veces es parte del funcionamiento normal de la máquina. Las lijadoras oscilantes y los secadores vibratorios, por ejemplo, se basan en la vibración para funcionar. En otros casos, tales como los motores de combustión interna o en los engranajes impulsores, la vibración es inevitable hasta cierto punto. Sin embargo, la mayoría de los dispositivos están diseñados más para evitar la vibración que para producirla.

Vea el video "Vea lo que no se ve"

Causas de vibración

Los análisis de vibración miden la frecuencia e intensidad de las vibraciones provocadas por el desgaste, desalineación, holgura y otros problemas mecánicos.

Cuando no se la desea, la vibración puede indicar un problema de los equipos; si se la deja sin verificar, la vibración puede dañar o deteriorar los equipos con el tiempo. Una cantidad de factores solos o en conjunto, pueden provocar vibración. El desequilibrio se produce cuando se desarrolla un "punto pesado" en un componente giratorio. Puede ser el resultado de un defecto de fabricación o de un problema de mantenimiento. Los efectos del desequilibrio aumentan con la velocidad de la máquina y pueden reducir la vida útil del rodamiento o provocar la vibración de la máquina.

La desalineación o el desvío del eje se producen cuando los ejes de la máquina no están alineados. Esto se puede dar durante el montaje o desarrollarse con el tiempo como resultado de la expansión térmica, los componentes que se desplazan, o el montaje inadecuado después de un mantenimiento. La vibración puede ser radial, axial o ambas.

El desgaste puede producir vibración cuando los componentes tales como los rodamientos, correas de transmisión o los engranajes se desgastan o se dañan. Los dientes astillados o muy desgastados de los engranajes, por ejemplo, pueden provocar vibraciones con el uso. Lo que queda flojo puede provocar vibraciones que causen daños más amplios. Si un componente que vibra tiene los rodamientos flojos o está débilmente unido al montaje, con la suma del desgaste y la fatiga, se puede tornar destructivo.

Efectos de la vibración

Donde no sea deseable, la vibración puede acelerar el desgaste de la máquina, consumir energía en exceso y resultar en otros efectos colaterales graves tales como los problemas de seguridad o el empeoramiento de las condiciones de trabajo en la planta. Las vibraciones incluso pueden dañar los equipos en una medida tal que deban sacarse de servicio y con ello detener la producción de la planta.

Cuando se mide y se analiza de forma adecuada, sin embargo, la vibración puede jugar un papel importante en los programas de mantenimiento preventivo. Puede servir como un indicador del estado de la máquina y darles lugar a los profesionales responsables del mantenimiento de la planta a actuar antes de que ocurra el daño o que se pare por un desastre.

Al analizar la vibración, se deberían tener en cuenta variables tales como la dirección (por ejemplo, radial o axial) y la amplitud (severidad). Otro factor a considerar es la frecuencia, es decir cuán seguido la máquina se mueve hacia atrás y hacia adelante como resultado del factor o de los factores que causan la vibración. Normalmente la frecuencia se expresa en ciclos por minuto o hercios (CPM o Hz). Un Hz es equivalente a un ciclo por segundo o a 60 ciclos por minuto.

Es importante que los profesionales responsables del mantenimiento de la planta puedan saber cuándo la vibración es normal y cuándo las señales de la vibración requieren atención inmediata. Equipados con conocimientos básicos sobre la vibración y lo que las provoca, junto con el analizador manual de vibraciones Fluke 810, los profesionales responsables del mantenimiento de la planta pueden hallar el origen y la gravedad de la vibración de la máquina rápidamente y de forma confiable, y con ello determinar si es motivo de servicio o reparación.

Analizador de vibraciones Fluke 810

El analizador manual de vibraciones Fluke 810 brinda la información necesaria sobre los equipos sin requerir demasiado monitoreo a largo plazo. El dispositivo manual de avanzada está diseñado y programado para descubrir y diagnosticar problemas mecánicos comunes. Puede detectar la vibración en tres planos de movimiento (vertical, horizontal y axial) y proporcionar un diagnóstico solo de texto con una solución recomendada.

Los comprobadores de vibración y el software normalmente están diseñados para monitorear el estado de las máquinas a largo plazo, pueden ser caros y requerir un entrenamiento especial. Muchos equipos de mantenimiento industrial funcionan con límites estrictos de presupuesto y tiempo; es probable que los recursos necesarios para el entrenamiento y la implementación que se asocian a los programas de análisis de vibración de largo plazo estén fuera de alcance.

Aquí es donde el Fluke 810 entra en acción y es, en parte, el motivo por el cual es una herramienta valiosa. Está diseñado para ayudar a los profesionales responsables del mantenimiento a determinar el estado de las máquinas y a hallar el origen de los problemas con rapidez. Cubre la necesidad que hay entre los analizadores de vibración complejos de alta gama y los lápices de vibración de gama baja, con los cuales se sacrifica la precisión en pos del costo y la facilidad de uso. El Fluke 810 ofrece las capacidades de diagnóstico de los analizadores de alta gama junto con la velocidad y la comodidad de los comprobadores de gama baja a un precio razonable.

Está programado para diagnosticar el desequilibrio, las partes flojas, la desalineación y más, y se puede usar para probar una amplia variedad de equipos mecánicos entre los que se incluyen motores, ventiladores, sopladores, variadores, cajas de engranajes, acoplamientos, bombas, compresores y ejes.

Más que un simple detector de vibración, el Fluke 810 proporciona a los profesionales responsables del mantenimiento un diagnóstico completo y soluciones a los problemas. La tecnología de diagnóstico analiza el estado de la máquina e identifica las averías al comparar las medidas de las vibraciones con una amplia base de datos establecida en forma de reglas y algoritmos desarrollados a lo largo de años de experiencia en el sector. El Fluke 810 determina la gravedad de la falla al simular el estado sin falla y establecer una base para la comparación instantánea con respecto a los datos recabados. Así cada medición se compara en esencia con una máquina "como nueva".

Cuando se detecta una falla, el Fluke 810 identifica el problema junto con la ubicación y la gravedad a fin de ayudar a los profesionales responsables del mantenimiento a priorizar las tareas de mantenimiento necesarias. También recomienda reparaciones y usa ayuda integrada sensible al contexto para proporcionar a los usuarios orientación y sugerencias en tiempo real. Esta precisión permite que los equipos de mantenimiento actúen cuando sea necesario para mantener a los equipos mecánicos en su mejor estado y para mantener productivas las instalaciones.

Sea el primero en saber sobre el nuevo analizador de vibraciones de Fluke