Un ingeniero de un parque eólico soluciona problemas desde las alturas

Un medidor de Fluke ayuda en la instalación de una nueva torre meteorológica

Un medidor de Fluke ayuda en la instalación de una nueva torre meteorológica

Un parque eólico de una región aislada de New Brunswick, Canadá, se alza a 793 metros sobre el nivel del mar y contiene más de treinta aerogeneradores. Estos generadores proporcionan energía renovable a las comunidades cercanas. Una torre meteorológica instalada recientemente ayuda a pronosticar y predecir las tormentas de hielo y otros eventos atmosféricos extremos, como la gran tormenta de hielo de 1998, que sumió a grandes áreas de Ontario, Quebec y al estado de Nueva York en una fuerte helada.

De hecho, este parque eólico es conocido por tratarse de uno de los peores lugares del mundo respecto a problemas de hielo. Mantener la torre y los generadores en funcionamiento es el trabajo del ingeniero Raphael Roy, que ganó el concurso de leyendas de Fluke en 2015, en el que los clientes escribían sus experiencias con multímetros digitales y otras herramientas de Fluke. Como ganador del concurso, el parque eólico obtuvo herramientas Fluke por valor de USD 10 000, entre las que se incluyeron las siguientes:

  • Sistema de mantenimiento general Fluke 3000 FC
  • Cámara termográfica para aplicaciones industriales y comerciales Fluke Ti105
  • Kit inalámbrico de pinza amperimétrica de CA Fluke a3001 FC iFlex®
  • Osciloscopio portátil industrial Fluke ScopeMeter® 124/S con kit SCC120
  • Medidor de vibraciones Fluke 805
  • Estroboscopio LED Fluke 820-2
  • Comprobador de tensión, continuidad y corriente Fluke T5-1000
  • Comprobador de luces fluorescentes Fluke 1000FLT

"El multímetro nos permitió solucionar los problemas del cableado dañado y los sensores defectuosos, y nos ayudó con el informe del trabajo… nos ahorró decenas de miles de dólares en cargos adicionales de instalación y millones de dólares en pérdidas potenciales de producción", afirmó Roy.

La solución de problemas es solo una parte de nuestro trabajo. Roy también ayuda a que el parque cumpla con las normativas de mantenimiento. "Sin las herramientas Fluke, nuestros registros e informes de mantenimiento y solución de problemas no tendrían la precisión que requieren los organismos normativos", explicó.

Los datos de los medidores permiten a Roy demostrar a los organismos normativos pertinentes que el parque sigue programas de mantenimiento y que todos los sistemas funcionan correctamente. Las herramientas ayudan a realizar un seguimiento de las operaciones de las subestaciones, así como del calor de los generadores.

Este es el texto que ayudó a Raphael Roy a ganar el excelente premio:

Trabajar en la solución de problemas de un parque eólico puede resultar bastante complejo a veces. Instalamos una nueva torre meteorológica con sensores avanzados a 106 metros de altura en la fría área montañosa de New Brunswick. Necesitamos una grúa que costó más de USD 10 000 al día, sin contar todo el equipo de soporte de tierra. Y algunos sensores no funcionaban correctamente. Usamos el multímetro de verdadero valor eficaz 289 de Fluke para la solución de problemas. Con el multímetro Fluke 289, que incluye las funciones de comprobación de diodos y baja impedancia, y recortes de cables, pudimos encontrar los cables y los sensores dañados durante el proceso de instalación en lugar de hacerlo después (y tener que reinstalar el equipo), lo que nos ahorró un montón de tiempo y dinero. La nueva torre meteorológica es importante para el funcionamiento de los aerogeneradores que controlan el equipo de mitigación de formación de hielo, y si no funciona o no está calibrada correctamente, afectaría a millones de dólares en costos de producción. Durante los fríos meses de invierno, su calibración es de vital importancia. Si la calibración es incorrecta, podría afectar al funcionamiento de los aerogeneradores y a la producción de energía. La función de registro de datos del multímetro de verdadero valor eficaz Fluke 289 y la posibilidad de obtener todas las tendencias resultaron esenciales para el proceso y para nuestra capacidad de verificar que la instalación era correcta. El multímetro Fluke 289 nos permitió solucionar los problemas del cableado dañado y los sensores defectuosos, y nos ayudó con el informe del trabajo, todo en un instrumento compacto. Sin olvidar que nos ahorró decenas de miles de dólares en cargos adicionales de instalación y millones de dólares en pérdidas potenciales de producción.