Español

Equipos de protección individual (EPI) para trabajos eléctricos

9 May 2021

Personal protective equipment can help keep you safe.

¿Qué es un equipo de protección individual (EPI) y por qué es importante? Según una encuesta reciente realizada por Fluke, el 85% de las personas que trabajan en tareas relacionadas con la electricidad no parecen darle demasiada importancia al EPI. Los encuestados dijeron no llevar el EPI adecuado porque no les resulta cómodo. Sin embargo, sabemos que el EPI es su última línea de defensa que garantiza su seguridad en caso de producirse un accidente por arco eléctrico o una descarga eléctrica. Por supuesto, la mejor forma de evitar una descarga o electrocución es alejarse de los componentes bajo tensión y trabajar únicamente con equipos sin tensión. Por desgracia los accidentes por arco eléctrico y las descargas pueden producirse aunque se tomen las precauciones apropiadas. Por eso el EPI es su última línea de defensa para garantizar su protección en caso de arco eléctrico o descarga eléctrica.

Existen diferentes tipos de EPI en función del tipo de trabajo eléctrico.

La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) del Departamento de Trabajo de Estados Unidos y la Asociación Nacional de Protección contra Incendios (NFPA) han redactado unas directrices y normas para la seguridad en el lugar de trabajo. NFPA 70E, la norma de seguridad eléctrica en el lugar de trabajo, especifica los requisitos y los EPI necesarios para garantizar la seguridad laboral. Si bien las normas NFPA 70 no son obligatorias por ley, fueron redactadas para ayudar a cumplir los requisitos que la OSHA sí que exige por ley. Para saber qué EPI se necesita en cada entorno, debe empezar por realizar una evaluación de riesgos.

¿Cuáles son los requisitos de los EPI?

Una evaluación de riesgos no solo le dirá qué EPI necesita para el lugar de trabajo, sino que además es el primer paso para elaborar un plan de seguridad. Debería servir de base para crear un entorno de trabajo seguro. Debe identificar los posibles riesgos en el lugar de trabajo, tanto los físicos como los relacionados con la salud.

Se consideran peligros potenciales para la salud la exposición a polvo, radiaciones o productos químicos nocivos. Los peligros físicos engloban una amplia variedad de áreas del lugar de trabajo, entre otros:

  • Objetos en movimiento
  • Cantos afilados
  • Posible caída de objetos
  • Conexiones eléctricas
  • Temperaturas extremas

Recorra las instalaciones y documente todos los posibles riesgos. Más tarde podrá organizar la información y determinar el EPI adecuado para proteger a los empleados de los peligros identificados. Deberá reevaluar el lugar de trabajo periódicamente para comprobar si se ha producido algún cambio y adaptar los EPI en consecuencia.

Seleccionar el EPI adecuado

Tras completar la evaluación de riesgos, intente eliminar tantos riesgos como pueda. Tenga en mente la jerarquía de medidas de control de riesgos durante la implementación de su plan. El Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH) ha ordenado jerárquicamente estos controles del más eficaz al menos eficaz para proteger la seguridad de los trabajadores.

  1. Eliminación del riesgo
  2. Sustitución de equipo o materiales menos peligrosos
  3. Controles de ingeniería para reducir la exposición a incidentes, o su gravedad
  4. Advertencias, signos y otras comunicaciones
  5. Controles administrativos; incluidas prácticas de trabajo seguras
  6. Equipo de protección personal

Si ha seguido los pasos por orden y ha llegado al uso de EPI como último recurso, tenga a punto una lista de EPI para los trabajos eléctricos. Debe seguir las directrices de la NFPA 70E para seleccionar las normas mínimas para EPI en la áreas anotadas en la evaluación de riesgos. La Tabla 130.5(C) o el Método de tabla de la NFPA 70E ayuda a estimar la probabilidad de incidencia de un incidente por arco eléctrico en diferentes sistemas de CA y CC, y a determinar si es necesario el uso de un EPI.

La tabla está basada en los requisitos mínimos. Siempre es buena idea no limitarse a cumplir los requisitos mínimos e intentar ir más allá. La OSHA establece que muchas de las categorías de EPI deben cumplir los criterios del Instituto de Normas Nacionales de Estados Unidos (ANSI) para estos tres tipos de EPI:

  • protecciones para los ojos y la cara,
  • protección para la cabeza y
  • protección para los pies.

El ANSI no tiene una norma para guantes pero la OSHA recomienda seleccionar los guantes apropiados para la tarea que se está realizando.

Formación sobre el uso de los EPI

La OSHA establece la obligatoriedad de formar a los empleados que deben usar EPI sobre qué equipos deben llevar, cómo llevarlos adecuadamente, cómo ocuparse de su mantenimiento, cómo desecharlos y cuáles son sus límites.

Entender los límites de los EPI es un aspecto importante de la formación porque el uso de la indumentaria de protección adecuada debe considerarse la última línea de defensa en caso de producirse un arco eléctrico. Los EPI no son infalibles. El EPI ofrece los mejores resultados posibles en caso de arco eléctrico o descarga, siempre que se combine con las prácticas de seguridad adecuadas.

Incluir la formación sobre el uso de los EPI como parte de los cursos de prevención de riesgos habituales de la empresa ayudará a que los trabajadores estén al día de los posibles cambios y le dará la oportunidad de revisar la eficacia de sus medidas de EPI para las tareas eléctricas. La formación para la prevención de riesgos debería ayudar a que todos tomen las medidas adecuadas para prevenir los incidentes de arco eléctrico y a reducir al mínimo su incidencia. Llevar y utilizar el EPI adecuado debería ser una de esas medidas. Reducirá las lesiones y podría salvarle la vida.

Recursos relacionados