Evitar incidentes e investigaciones a través de la prevención y la protección

07-01-2013 | Seguridad
Daños causados por un arco eléctrico
Figura 1. Un análisis de los riesgos procedentes de un arco le ayuda a garantizar que la ropa de protección personal posee la clasificación adecuada para exponerse a estos posibles riesgos. Esta fotografía muestra un sistema de dos capas de prendas ignífugas con una clasificación inferior a la adecuada para exponerse a la energía real de un incidente causado por un arco eléctrico. En este incidente, la energía térmica en la parte inferior del cuerpo excedió la clasificación de rendimiento del mono exterior que se muestra en el lado derecho y expuso la prenda interior en el lado izquierdo a suficiente energía térmica como para ocasionar quemaduras de segundo y tercer grado invalidantes en la parte inferior del cuerpo. Foto: cortesía de DuPont.

Por Jack Smith

Cuando ocurre un arco eléctrico, una enorme cantidad de energía concentrada explota hacia afuera desde el punto de origen. Se produce un destello inmediato de alta intensidad, que podría ocasionar daños a la vista o incluso ceguera. Las temperaturas dentro del arco pueden alcanzar los 19,426 °C y la exposición térmica resultante puede ocasionar quemaduras graves (Figura 1). La onda de presión causada por la ráfaga de arco puede alcanzar las 200 lb/pulg². Los trabajadores pueden desplomarse o salir despedidos varios metros, lo que puede tener como consecuencia huesos rotos, lesiones cerebrales e internas o pérdida de audición. Los conductores de cobre se evaporan. El material que no se evapora se vuelve metralla, la cual puede ocasionar perforaciones y laceraciones (Figura 2). Algunas lesiones por arco eléctrico pueden causar la muerte.

Entender los riesgos de los arcos eléctricos requiere conocer los datos. "Los arcos eléctricos ocurren de 5 a 10 veces al día en los EE. UU.", nos dice Weigel, gerente de productos de Square D Services en Schneider Electric. "Las lesiones más graves pueden ser tan serias como quemaduras de tercer o cuarto grado. El coste promedio solo por tratamiento médico es de 1,5 millones de dólares. El coste total, incluido el litigio, puede ser fácilmente de 8 millones a 10 millones de dólares y, en algunos casos, incluso más. Hay un promedio de aproximadamente un caso de muerte al día debido a arcos eléctricos".

Investigación del incidente

Si se produce un incidente de arco eléctrico industrial grave, la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos realizará una investigación. Pedirá los registros de formación en seguridad eléctrica del empleador y una evaluación de amenaza de arco eléctrico. Si se encuentra que ha habido alguna negligencia por parte del empleador en cualquiera de estas áreas, la OSHA podría imponer una multa significativa. Sin embargo, si el incidente implica lesiones o la pérdida de la vida y la familia del trabajador decide interponer una demanda, la situación del empleador podría ser aún peor.

El abogado de la familia debe probar que el empleador actuó con negligencia o de manera inapropiada. Para presentar un caso creíble, muchas veces los abogados dependen del testimonio de testigos expertos. Basándose en las pruebas forenses de las investigaciones del incidente, estos expertos habitualmente pueden recrear las condiciones que ocasionaron el incidente.

Por lo general estos investigadores son ingenieros eléctricos con muchos años de experiencia en el campo. Están bien informados acerca de los problemas causados por la energía eléctrica y comprenden a la perfección por qué ocurren los incidentes eléctricos. Muchos son consultores que, como parte de su carrera principal, ayudan a las empresas a cumplir con los códigos y los estándares que pueden prevenir estos incidentes.

Por lo general, el investigador realiza un análisis del incidente para recabar los hechos. Usualmente este análisis involucra revisar documentación, inspeccionar la escena del incidente, entrevistar testigos y evaluar estos hechos para determinar los factores que causaron el incidente. Esto puede ser bastante complejo porque los incidentes involucran con frecuencia una secuencia de eventos y, algunas veces, hay múltiples secuencias de eventos que han contribuido al incidente.

La investigación preliminar es la primera fase del análisis para determinar exactamente qué pasó y si hay suficientes pruebas para justificar un análisis más profundo. Si un análisis más profundo tiene lugar, será para determinar por qué ocurrió el incidente. Estos resultados proporcionan las pruebas (si hay) que el abogado puede usar durante el litigio.

Daños por metralla.
Figura 2. Los fallos por arcos pueden hacer que, del equipo eléctrico, salgan expulsadas piezas y metralla. Esta fotografía muestra el impacto de metralla en el casco protector que vestía una persona en un incidente de arco eléctrico. La metralla perforó el casco protector, pero este protegió a la persona de sufrir lesiones.
Foto: cortesía de DuPont.

Prevención y protección

Este tipo de situaciones serias pueden evitarse. La información sobre la prevención de incidentes por arco eléctrico es cada vez más abundante. Durante casi 10 años, las publicaciones comerciales, los fabricantes, los consultores y las organizaciones de formación han proporcionado una enorme cantidad de información acerca del arco eléctrico. Se ha creado una industria creciente alrededor de empresas que proporcionan análisis de riesgos, formación, equipo de protección personal (EPP) y equipo de mitigación del arco eléctrico.

El NFPA 70E: Estándar para la seguridad eléctrica en el lugar de trabajo proporciona la guía más completa para proteger a los trabajadores de descargas eléctricas y los peligros de arcos eléctricos. La última versión (la edición de 2009) entró en vigencia el 5 de septiembre de 2008 y la fecha de salida de la edición de 2012 era el otoño de 2011. Aunque la mayor necesidad de EPP se concentra en el arco eléctrico, la NFPA 70E también aborda los riesgos de descarga y electrocución. Por ejemplo, el EPP para riesgos de descarga y electrocución incluye guantes aislantes, que se requieren además de llevar guantes de cuero.

De acuerdo con H. Landis "Lanny" Floyd, consultor principal de seguridad eléctrica y tecnología en Ingeniería de DuPont, "Un cambio muy importante en la edición de 2009 del NFPA 70E fue el agregado de una nota en letra pequeña en la sección 110.7 que hace referencia al estándar ANSI Z10-2005, Sistemas de gestión de seguridad y salud ocupacional, la cual proporciona una jerarquía de medidas de control de riesgos aplicable a cualquier riesgo en el lugar de trabajo".

Esta jerarquía de medidas de control de riesgos en el ANSI Z10, de acuerdo con Floyd, incluye:

  1. Eliminación del riesgo
  2. Sustitución de equipo o materiales menos peligrosos
  3. Controles de ingeniería para reducir la exposición a incidentes, o su gravedad
  4. Advertencias, signos y otras comunicaciones
  5. Controles administrativos, incluidas prácticas de trabajo seguras
  6. Equipo de protección personal

"Las primeras cinco medidas de control de riesgos sirven para ayudar a prevenir un incidente eléctrico", dijo Floyd. "La última medida de control (la aplicación de [EPP]) sirve para minimizar las lesiones al trabajador si las medidas de control fallaron al intentar prevenir el incidente".

Usar EPP es un elemento crucial de cualquier programa de seguridad diseñado para minimizar los riesgos de arco eléctrico en el lugar de trabajo. Sin embargo, como Floyd señala, "no debería ser la única medida de control. El EPP para la protección de arcos eléctricos funciona si se aplican las demás medidas de control, que permiten minimizar la gravedad de las lesiones en caso de un incidente de arco eléctrico. Para que el EPP resulte eficaz, su clasificación térmica de rendimiento contra arcos eléctricos debe cumplir o superar la transferencia de energía térmica durante el incidente de arco eléctrico. La mejor forma de predecir la transferencia de energía térmica, o energía del incidente, es haber realizado un análisis de amenaza de arco eléctrico. La ropa y los accesorios de un EPP pueden, por lo tanto, seleccionarse de acuerdo con la clasificación de rendimiento e igualarse a la exposición a la energía predicha".

Categoría de riesgo de peligroNivel de protecciónEPP
ODe 0 a 1,2 cal/cm²
  • Camisas de manga larga 100 % de algodón
  • Pantalones largos
  • Gafas de seguridad
  • Protección auditiva
  • Guantes de cuero y guantes de aislamiento (según se requiera)
  • Botas de trabajo de cuero
IDe 1,2 a 4 cal/cm²
  • 4+ calorías: camisa de manga larga y pantalones largos o monos
IIDe 4 a 8 cal/cm²
  • 8+ calorías: camisa de manga larga y pantalones largos o monos
IIIDe 8 a 25 cal/cm²
  • 25+ calorías: traje contra arco eléctrico con capucha sobre camisa de manga larga y pantalones largos
IVDe 25 a 40 cal/cm²
  • 40+ calorías: traje contra arco eléctrico con capucha sobre camisa de manga larga ignífuga y pantalones largos ignífugos

Las categorías de riesgo de amenaza se basan en la energía del incidente, no en los niveles de tensión. La tabla anterior enumera las categorías de riesgo de peligros, el nivel de protección en cal/cm² y las diferencias en requisitos de EPP para cada categoría. Todas las categorías requieren llevar una camisa de manga larga, gafas de seguridad, guantes de cuero y botas de trabajo de cuero. Asimismo, se requiere protección auditiva en todas las categorías. Sin embargo, la protección para los oídos deben ser tapones para las categorías de riesgo de peligro de la I a la IV, porque las orejeras podrían derretirse. En las categorías de riesgo de peligro de la I a la IV también se requieren protectores faciales con clasificación para arcos eléctricos y guantes con clasificación adecuada para la tensión. Los cascos protectores se requieren solo en las categorías I y II porque la categoría 0 representa menos energía del incidente y las categorías III y IV requieren trajes para arco eléctrico con capuchas. La categoría II de riesgo de peligro ahora contiene una disposición que permite, ya sea un traje para arco eléctrico con clasificación para arcos y capucha, o un protector facial con una clasificación para arco mínima de 8 cal/cm² y pasamontañas.

La mayoría de los electricistas tiene entre 30 y 50 años. La mayoría de ellos tienen familias que esperan que regresen a casa sanos y salvos cada día. Hay demasiado en juego como para tomar atajos. Tomar las medidas necesarias para prevenir incidentes causados por arco eléctrico puede minimizar los incidentes. Usar y vestir EPP apropiado reducirá el nivel de lesiones y podría salvar su vida.

Material extra en línea: