Consejos técnicos: seguridad en una planta de asfalto

09-01-2014 | Seguridad

Alejándose de la amenaza de un arco eléctrico

Jeff Conover, gerente de rendimiento del asfalto en Oldcastle Materials

Era una avería molesta: un problema intermitente que disparaba el disyuntor e interrumpía la energía de 480 V en uno de los dos motores de 100 caballos de potencia del ventilador que impulsaba el sistema de filtración de polvo en una planta de asfalto de Ohio.

Pero no se trataba de un problema de seguridad de primera línea. Por lo menos eso parecía.

Para Jeff Conover, gerente de rendimiento del asfalto en Oldcastle Materials, su trabajo era encontrar la causa y hacer que la planta funcionara correctamente.

La seguridad era la mayor prioridad de Conover mientras él y el electricista y capataz de la planta, Charlie West, bloqueaban y etiquetaban el centro del control de los motores y establecían el procedimiento para las pruebas. El equipo contaba con una ventaja de seguridad: un sistema de pruebas inalámbrico Fluke CNX™ (este producto se ha reemplazado con Fluke Connect®).

"Ocasionó que la sección de sobrecarga térmica del arrancador del motor literalmente explotara".

"Ese día estábamos empezando a tener más problemas en nuestro ventilador de extracción, en el filtro de mangas (filtro de polvo)", dijo Conover. "El ventilador de extracción va equipado con dos motores de 100 caballos de potencia cada uno". En uno de los motores, se estaban disparando las sobrecargas. Asumimos que teníamos un motor en mal estado. Habíamos cambiado el motor y el problema continuaba después de haberlo sometido a todas las pruebas posibles. Seguimos con nuestro diagnóstico, e íbamos a revisar el amperaje para ver qué fase estaba causando los disparos. Fue entonces cuando colocamos el Sistema Fluke CNX. Y cuando, a la vez siguiente que pulsamos el botón de inicio, ocurrió la explosión".

¿Explosión?

"Estábamos en la caseta de control", siguió hablando. "Todos habíamos salido del centro de control del motor. Le pedimos al operario de la planta que se adelantara e iniciara el ventilador de extracción. Tan pronto como presionó el botón de inicio, se escuchó un sonido como el estallido de una escopeta desde el centro de control. Algo había ardido o había destellado. Lo primero que pensé fue agradecer que no hubiera nadie en el cuarto.

"Mi segundo pensamiento fue que el CNX, incluso aunque no obtuvimos ninguna lectura, hizo lo que se suponía que tenía que hacer. Pudimos dejar el cuarto del centro de control del motor y dar la vuelta a la esquina con el CNX, porque podíamos leer el medidor sin estar en esa ubicación.

Debido a que el equipo había salido del cuarto y estaba a 4,5 metros (15 pies), no vieron el arco eléctrico, pero los daños, al regresar, eran obvios.

"El eslabón más débil de nuestro circuito eran las sobrecargas térmicas en el centro de control del motor", dijo Conover. "Cuando eso hizo cortocircuito, ocasionó que la sección de sobrecarga térmica del arrancador del motor, literalmente, explotara. De hecho, quemó las propias sobrecargas y las redujo a un montón de pedazos. La sobrecarga térmica tenía que reemplazarse completamente antes de que pudiéramos encenderla otra vez.

Causa, suerte y preparación

"Vimos que el cable principal del motor, que salía del motor probablemente de 22,8 a 30,4 metros desde la caseta de control, había hecho cortocircuito interno desde una de las fases a tierra..., lo cual ocasionó el arco eléctrico que se produjo dentro del centro de control del motor", dijo Conover. Al rastrear a lo largo del cable, el equipo encontró una zona caliente el aislante, en donde se había producido el circuito. Conover estima que el cable que falló, ubicado en el exterior, tenía más de 20 años.

El momento del cortocircuito, Conover, se lo atribuye a la suerte: simplemente ocurrió mientras se llevaban a cabo las pruebas de funcionamiento. ¿El hecho de que nadie resultara herido? Eso fue resultado de buenas prácticas de seguridad y el uso del equipo adecuado.

"Fue simple suerte en lo que respecta al momento en que ocurrió", dijo. "También te da a entender que incluso aunque el cortocircuito ocurrió a 30,4 metros, eso no quiere decir que allí es donde se fuera a producir el arco eléctrico. Siempre ocurre en el componente más débil y no siempre sabemos dónde está".

Seguridad en una planta de asfalto (.pdf)