Español

Caso práctico: las compañías de servicios eléctricos van a lo seguro...

28 Abr 2020 | Pinzas

… con el comprobador eléctrico T+PRO de Fluke

Hay mucho en juego cuando los representantes de servicio de las compañías de energía eléctrica conectan o desconectan la electricidad. Su seguridad y la de sus clientes son lo primero. Por lo tanto, cada vez que retiran o instalan un medidor de electricidad de uno de los 300.000 clientes, los representantes de esta empresa eléctrica prueban la tensión del enchufe del medidor in situ.

"Mis muchachos no son electricistas, son exclusivamente empleados de servicio de campo", dijo el supervisor del servicio de campo y recopilación. "Usan un comprobador para determinar si las tensiones son correctas y si se consume carga dentro de la casa cuando restauran el servicio. También intentan determinar si hay manipulación".

La empresa no activará el servicio si en la casa hay un dispositivo que está consumiendo corriente. La carga puede ser un electrodoméstico, como un secador de pelo, un calefactor o un instrumento eléctrico que podría causar un riesgo o incluso provocar un incendio si se deja encendido sin supervisión. Otro problema es la manipulación del servicio eléctrico, que implica volver a efectuar el cableado para desviar el medidor y conseguir electricidad de forma gratuita. Por supuesto que es ilegal, pero mayor es la preocupación por el peligro de fuego y de descarga eléctrica que corren los residentes y los trabajadores de empresas de servicios eléctricos debido a la manipulación de los circuitos.

Anteriormente, los representantes de servicios utilizaban un comprobador eléctrico basado en solenoide o un dispositivo "Wiggy" para detectar la tensión y la carga (ver recuadro). Pero recientemente, el supervisor hizo que probaran un instrumento nuevo para el trabajo, el comprobador eléctrico T+PRO de Fluke de seguridad. Todo comenzó con un incidente que podría haber tenido consecuencias trágicas: un representante del servicio probó un enchufe del medidor pero el comprobador de solenoide que se estaba usando no detectó que había continuidad. Alguien había manipulado el servicio. La continuidad provocó un cortocircuito.

"Nuestro departamento de seguridad intervino", dijo el supervisor, "y nos dijeron que el comprobador de solenoide era tecnología antigua y no era fiable". Mientras buscaban un instrumento de sustitución, el equipo determinó que los multímetros digitales utilizados en otros lugares de la empresa eran demasiado sensibles y tenían más funciones que las necesarias para los representantes de servicios. Luego se enteraron de la existencia de un nuevo dispositivo, el comprobador eléctrico T+PRO de Fluke con clasificación de seguridad, diseñado específicamente para hacer el trabajo de los antiguos medidores basados en solenoide, pero con más precisión y seguridad.

El comprobador Fluke T+PRO se considera seguro para utilizar en las configuraciones IEC CAT IV 600 V (incluso fuera de las instalaciones, en la entrada de servicio y en los medidores eléctricos) y CAT III 1.000 V y cumple el estándar 70 E de la National Fire Protection Association (NFPA, Asociación Nacional de Protección contra Incendios) cuando se utiliza de forma adecuada según el artículo 110.9. Aparentemente podría cumplir con las necesidades del equipo de contar con un instrumento de comprobación con clasificación de seguridad de tamaño compacto, capaz de probar enchufes de medidores sin captar tensión de dispersión o "fantasma".

Cuando probaron el Medidor T+PRO de Fluke en el trabajo, al equipo de servicio del lugar de trabajo le gustó su facilidad de uso, sus múltiples métodos de señalización (LCD, LED, sonido y vibración) y su luz integrada, además les pareció que la unidad era lo suficientemente robusta para utilizarla diariamente en trabajos industriales. También valoraron sus funciones agregadas para probar la resistencia, la continuidad y CFCI (Ground Fault Circuit Interrupter, Interruptor con Circuito con Descarga a Tierra). Un representante comentó que el instrumento Fluke detectó una pequeña carga de un transistor encendido que el comprobador de solenoide no registró. A otro grupo de empleados, los electricistas de medidores que realmente prueban la función del medidor eléctrico, les gustó que el instrumento tuviera la capacidad de comprobar las tres fases de energía.

El equipo también entregó sugerencias para los ingenieros de diseño de Fluke, como botones de mayor tamaño para manos protegidas con guantes y un indicador de autonomía de la batería. Tardaron un poco en adaptarse a las puntas de prueba del T+PRO, pero la unidad incorpora una envoltura de velcro que ayudar a mantenerlas bajo control.

El medidor T+PRO de Fluke superó las pruebas sobre el terreno y la distribuidora agregó el instrumento como estándar para sustituir todos los antiguos comprobadores basados en solenoide. El supervisor dijo: "Estos dispositivos funcionaron perfectamente". "Cumplen su cometido y tienen muy buenas características. Los tendremos habitualmente en nuestro almacén", dijo. Y, además de los 25 representantes de servicios de campo y los electricistas a cargo de las mediciones, anticipan que los equipos de trabajo subterráneo y aéreo también adoptarán el Medidor T+PRO de Fluke.