Evaluar la humedad relativa: factores clave y medidas

04-24-2012 | Climatización

Comprender la relación entre la temperatura de bulbo seco, la temperatura de bulbo húmedo, la humedad relativa y la temperatura de rocío es fundamental en todos los aspectos de la climatización. Estos procesos psicométricos tienen un papel especialmente importante en la integridad del edificio y de los materiales, la salud y la comodidad de los inquilinos, así como la calidad del aire de interior en general.

Para evaluar la humedad relativa, la temperatura de bulbo húmedo y el punto de rocío, los técnicos de climatización han utilizado tradicionalmente un psicómetro giratorio y un diagrama psicométrico. Actualmente, utilizan medidores de "humedad" que son precisos, más cómodos y pueden usarse en lugares de espacio reducido difíciles de alcanzar con los psicómetros giratorios.

Medidores de temperatura y humedad

A partir de la temperatura de bulbo seco y la humedad relativa, los medidores de temperatura y humedad como el Fluke 971 pueden calcular la temperatura de bulbo húmedo y el punto de rocío, puntos psicométricos fundamentales para la evaluación y el diagnóstico de los sistemas de climatización.

  • El bulbo húmedo está estrechamente relacionado con la entalpía, es decir, el calor total del aire (bulbo seco y bulbo húmedo). En un diagrama psicométrico, las líneas del bulbo húmedo son casi paralelas a los valores de escala de la entalpía. La temperatura de retorno del bulbo húmedo es obligatoria para cargar con precisión un sistema de refrigeración que incorpore un dispositivo de medida de limitador fijo.
  • Las temperaturas de suministro y de retorno del bulbo húmedo del evaporador pueden utilizarse junto con un diagrama psicométrico o una tabla de entalpía para calcular la capacidad de refrigeración total, la capacidad sensible y latente, y la relación sensible/latente.
  • El calor total puede calcularse multiplicando la velocidad del caudal de aire x 4,5 x la diferencia de entalpía en el evaporador (Ct = m³/min x 4,5 x Δh).
  • La refrigeración sensible y latente y la relación sensible/latente pueden obtenerse representando las condiciones en un diagrama psicométrico o mediante una calculadora psicométrica.
  • El punto de rocío es fundamental para evaluaciones tanto en verano como en invierno. La temperatura superficial de un conducto debe mantenerse por encima del punto de rocío para evitar la condensación en el interior o en el exterior del espacio acondicionado.
  • En invierno, la humedad relativa en interiores debe mantenerse lo suficientemente baja como para garantizar que la temperatura superficial de paredes y ventanas no se acerca al punto de rocío. Si se aprecian señales de condensación en ventanas y paredes, es muy posible que también haya condensación escondida en el revestimiento del edificio.

Adopción de normas

Muchos territorios han adoptado las normas ANSI/ASHRAE 552004 sobre la humedad y 622004 sobre la CAI (calidad del aire interior) en sus regulaciones de edificación. Dado que ambas normas se han actualizado recientemente, es posible que los inspectores y los contratistas tengan que actualizar sus prácticas para cumplir los nuevos requisitos.

Si desea conocer más detalles acerca de las normas y las técnicas de medida que se aplican para comprobar los niveles de confort y humedad relativos, los hongos y la condensación, así como una descripción de términos relacionados y recursos, descargue el artículo completo