Español

Pruebas y programas de pruebas para baterías recomendados para los sistemas de reserva de batería

Pruebas y programas de pruebas para baterías recomendados para los sistemas de reserva de batería

Las baterías en buen estado deben mantener una capacidad superior a un 90 % de la clasificación del fabricante; la mayoría de los fabricantes recomiendan sustituir la batería si su capacidad se encuentra por debajo de un 80 %. Se recomienda realizar una serie de pruebas regularmente para garantizar que las baterías mantienen su capacidad. Cuando realice las pruebas en la batería, observe estos indicadores de fallo:

  • Caída en la capacidad de más de un 10 % en comparación con la referencia o con mediciones anteriores
  • Un mínimo de un 20 % de aumento de la resistencia en comparación con la referencia o con mediciones anteriores
  • Temperaturas altas continuas en comparación con la referencia y las especificaciones del fabricante
  • Degradación en la condición de las placas

El Instituto de Ingeniería Eléctrica y Electrónica (IEEE) es la principal fuente de prácticas estándar para el mantenimiento de baterías. Durante la vida útil de la batería, el IEEE recomienda realizar una combinación de pruebas de manera periódica, como se indica en el cuadro a continuación.

Tensión y corrienteMensualmenteTrimestralmenteAnual e inicial
Tensión general de flotación medida en los terminales de la batería
Tensión y corriente de salida del cargador
Corriente de CC circulante (por cadena)
Temperatura   
Temperatura ambiente
Temperatura del terminal negativo de cada celda 
Ohmios   
Valores óhmicos internos de la celda/unidad 
Resistencia detallada celda a celda y de conexión de terminales de toda la batería  
Rizado   
Corriente de CA de ondulación o tensión impuestos en la batería  
Inspecciones recomendadas por la norma 1188 "Prácticas recomendadas para el mantenimiento, las pruebas y el reemplazo de baterías de ácido-plomo reguladas por válvula (VRLA) en aplicaciones estacionarias" del IEEE

 

El IEEE también recomienda el siguiente programa para realizar pruebas de descarga:

  • Una prueba de aceptación realizada en la planta del fabricante o después de la instalación inicial
  • Pruebas periódicas de descarga, con intervalos no superiores a un 25 % de la vida útil esperada, o cada dos años, lo que sea menor
  • Pruebas anuales de descarga cuando cualquier batería haya alcanzado un 85 % de su vida útil esperada o su capacidad haya disminuido en más de un 10 %

Dado que puede resultar complicado programar pruebas de descarga total, es extremadamente importante realizar un buen mantenimiento con regularidad. Si la batería se utiliza según los requisitos de carga del fabricante y se siguen las recomendaciones del IEEE en las pruebas de las baterías, debería ser posible aumentar al máximo la vida útil del sistema de la batería.