Español

Cables de transmisión eléctrica

  • Herramientas de medición Multímetro de aislamiento Fluke 1587
  • Operador: Empresa de servicio eléctrico de Singapur
  • Pruebas realizadas: Prueba del cable de resistencia de aislamiento, continuidad, tensión

Dado que la electricidad se transmite y se distribuye desde las plantas generadoras a los usuarios finales, pasa a través de varias secciones de cables de baja tensión (por debajo de los 1000 V) y de alta tensión (la cual en Singapur está definida como más de 1000 V). Además de estos cables de transmisión, se usan cables piloto (los cuales están conformados por 5 pares o 10 pares de cables codificados con color) para conectar las salidas del secundario de los transformadores de corriente (TC) colocados a ambos extremos de las estaciones de transmisión (también conocidas como subestaciones).

Para proteger los equipos críticos y evitar el escalamiento de fallas que puedan afectar a toda la red de transmisión, estos cables piloto sirven para detectar cualquier desequilibrio entre los pares de TC correspondientes, lo cual indica que existen condiciones defectuosas. Mientras que para completar las conexiones solamente se necesitan un par de cables, para la planificación de la operación y la redundancia en algún momento se exige un mínimo de tres pares funcionales de cables.

Es imposible tener un cable que se extienda la vasta distancia entre dos subestaciones. Como resultado, se forman numerosas uniones para conectar las diferentes secciones de cables entre sí. Tales uniones son los enlaces más débiles del sistema porque están sometidas a fallas ocasionadas por factores ambientales entre los que se incluyen el estrés térmico y la absorción de humedad. Las fallas aparecerán cuando las lecturas de corriente tomadas en el secundario del TC se desvían con respecto a las lecturas de corriente primaria proporcionales.

Cuando se reporta tal falla, se le pide al equipo de mantenimiento de la empresa de servicio eléctrico que rectifique la falla. Ellos deben trasladarse a la subestación, a uno de los extremos, para aislar los TC afectados y el cable piloto de dicha subestación. Después necesitan trasladarse al otro extremo de la subestación para verificar la resistencia de aislamiento del cable piloto. En esta situación, la resistencia de aislamiento aceptable es de un mínimo de 10 Mohmios con 500 V CC aplicados.

Mientras se encuentran allí, verificarán el par de cables que se han usado, así como también los 4 o 9 pares de cables restantes del mismo haz del cable piloto y garantizarán que al menos tres pares son funcionales. Como algunos cables pueden tener daños permanentes, existe la posibilidad de que se mezclen cables de diferentes colores para lograr el mínimo de 3 pares funcionales. Por lo tanto, este equipo debe verificar los pares interconectados exactos y llaman a este trabajo "tarea de fases". Se trata de verificar continuamente los respectivos pares de cables. Cuando se prueba que una unión está defectuosa, se cortará y se agregará un cable de puenteo corto y se formarán dos uniones de cable nuevas.

De ahí en adelante, tanto la resistencia de aislamiento como la "tarea de fases" se deben verificar nuevamente para garantizar que no hay anormalidades.

Además de las fallas informadas, es posible que sean obligatorias las mismas pruebas pero para la nueva extensión de cables o el desvío de los cables debido a los trabajos de ingeniería (es decir,. un desarrollo de un nuevo proyecto de carcasa). El tiempo es una consideración crítica ya que el equipo de mantenimiento siempre está muy presionado para terminar la resolución de problemas y las reparaciones en el menor tiempo posible. Consideran que el multímetro de aislamiento Fluke 1587 es una herramienta muy versátil que puede llevar a cabo tanto pruebas de resistencia de aislamiento como mediciones de tensión y los controles de continuidad.

Para probar la alta tensión de los equipos, cables y conmutadores, el equipo confía en el megóhmetro Fluke 1550B de 5 KV.