Consejos técnicos: cables de prueba TwistGuard

06-27-2013 | Seguridad
Cables de prueba Fluke TL175 TwistGuard™
Cables de prueba Fluke TL175 TwistGuard™

Como profesional, sabe que un proyecto exitoso necesita más que una gran visión estratégica. También hay que tener en cuenta las pequeñas cosas. Los detalles de la forma en que hace el trabajo y su habilidad realmente cuentan.

Los profesionales en Fluke piensan del mismo modo. Al trabajar con profesionales que usan estos productos cada día, han tomado una "pequeña cosa", los cables de prueba eléctricos, y agregaron características que los hacen más durables, más versátiles y, sobre todo, más seguros.

El resultado son los nuevos cables de prueba Fluke TL175 TwistGuard™, los primeros en el mundo con puntas de longitud ajustable para su uso en entornos CAT II, CAT III y CAT IV. En las condiciones de mayor amenaza (CAT IV y CAT III), un giro retrae las puntas para reducir la posibilidad de un contacto accidental con superficies energizadas. Cuando trabaja en entornos CAT II, puede extender las puntas a fin de tener mejor acceso a contactos difíciles de alcanzar, como dentro de las tomas de corriente de las paredes. Ya sea que las puntas estén retraídas o extendidas, los cables siempre muestran la clasificación de categoría correcta.

Un sistema para pruebas seguras

El equipo de protección personal (EPP), los instrumentos de prueba y los accesorios que usa en las pruebas eléctricas incluyen un sistema de seguridad. De hecho, de acuerdo con la National Fire Protection Association (NFPA), el Estándar para la seguridad eléctrica en el lugar de trabajo 70E define el equipo de prueba como una parte integral del EPP. En resumen, desde la ropa, los guantes y las gafas, hasta los multímetros digitales y los cables de prueba, cada pieza de equipo que use en pruebas debe diseñarse y aprobarse para trabajar con seguridad en su entorno de trabajo.

Debe asegurarse de que sus accesorios, incluidos los cables de prueba, tengan la clasificación apropiada para el uso seguro donde esté trabajando. Los cables deberían soportar una clasificación de categoría (CAT) de uso por lo menos tan alta como el multímetro que está usando. Si usa cables de prueba que NO vinieron con su multímetro, podría estar comprometiendo su seguridad. Incluso si los cables vinieron con el producto: ¿siguen estando a la altura de los estándares actuales?

Cables de prueba Fluke TL175 TwistGuard con WearGuard
Los cables con doble aislamiento WearGuard™ proporcionan otra ventaja de seguridad

Doblemente aislados, extraseguros

Los cables de prueba que ha acumulado desde hace años podrían no estar diseñados con el aislamiento necesario para los entornos eléctricos actuales. Además, los cables de prueba sufren desgaste y abuso que podrían fácilmente dañar el aislamiento. Por ejemplo, los cables que han sido pellizcados por la puerta de un panel o que se han retorcido debido a dobleces significativos presentan una reducción de su capacidad de aislamiento en esos puntos de estrés.

En los cables Fluke TwistGuard™, por su parte, los hilos con doble aislamiento WearGuard™ proporcionan otra ventaja de seguridad. Si la capa exterior del aislamiento tiene huecos ocasionados por muescas o desgaste, el color contrastante interior se muestra claramente a través para señalar que es hora de un conjunto de cables nuevo.

Esos cables de prueba están aislados con silicona, por lo que resisten las altas temperaturas y a la vez se mantienen flexibles a temperaturas muy bajas. Están clasificados para temperaturas de -20 °C a 55 °C (-4 °F a 131 °F). Sus clavijas de entrada universales son compatibles con todos los instrumentos que aceptan conectores envueltos estándares de tipo banana de 4 mm. Los accesorios como las pinzas cocodrilo AC72 de Fluke simplemente se deslizan sobre las puntas extendidas. Los cables de prueba TL175 también aceptan accesorios roscados, como los adaptadores de linterna de 4 mm.

La durabilidad es otra "pequeña cosa" para la cual planearon los ingenieros de Fluke. Los cables TwistGuard™ tienen un aliviador de tensión para tareas extra pesadas, tanto en el extremo de la sonda como en el de la clavija, y se han probado doblándose más de 30,000 veces, sin que se haya producido falla alguna.