Herramientas para prueba de circuitos electrónicos

06-19-2013 | Electrónica

Herramientas para prueba de circuitos electrónicos

Desde su introducción hace casi 40 años, el CI temporizador 555 y su compañero, el temporizador dual 556, han inspirado a los aficionados, técnicos, inventores, ingenieros y muchos otros a quienes les encanta experimentar con circuitos electrónicos. Una búsqueda en Internet del “temporizador 555” arroja millones de coincidencias. Si se usa la frase “proyectos del temporizador 555” como frase de búsqueda, se obtienen más de 800 000 coincidencias.

Muchos proyectos son juegos y circuitos de nivel aficionado como semáforos, dados electrónicos, LED parpadeantes, sirenas por citar solo algunos ejemplos. Otros diseños de circuito tienen aplicaciones más pragmáticas como eliminación de rebotes en los interruptores, encendido seguro con dos botones, temporizadores, PWM (modulación por ancho de pulsos) y circuitos contadores. Sin importar si un proyecto es para el trabajo o por entretenimiento, los circuitos temporizadores 555 son biestables, monoestables, astables o una combinación de ellos.

A fin de probar los proyectos del circuito temporizador 555 cuando Signetics presentó el dispositivo por primera vez, se habría necesitado, por lo menos, un voltímetro y un osciloscopio. El multímetro digital (DMM) no apareció sino hasta 1977 cuando Fluke presentó el 8020A, el primer DMM portátil exitoso. Ahora, el DMM y el osciloscopio se combinan en un instrumento portátil, el ScopeMeter® de Fluke.

Fluke tiene una nueva línea de ScopeMeter®, las herramientas de prueba del Fluke 190 Serie II. Además de la mayor duración de la batería y de un puerto USB, los nuevos osciloscopios portátiles tienen cuatro canales. Los múltiples canales son útiles para ver simultáneamente múltiples formas de onda y activadores. Al probar proyectos con circuitos electrónicos, mantener equipos electrónicos o resolver problemas en instalaciones industriales, se pueden usar estos osciloscopios portátiles para ver señales y comprobar si tienen las formas de onda correctas o si hay fallas, calcular el período y la frecuencia, identificar componentes que no funcionan bien, verificar la temporización de los circuitos digitales, resolver los problemas relacionados con el ruido y muchas otras tareas.