Sugerencias técnicas: No olvidar el sistema de puesta a tierra

05-29-2014 | Eléctrica

Evite fallas en los equipos y manténgase seguro

Comprobación de los sistemas de puesta a tierra
Comprobación de los sistemas de puesta a tierra

Una conexión a tierra insuficiente no solo aumenta el riesgo de fallas en los equipos; además, es peligroso. Las instalaciones necesitan disponer de un sistema de puesta a tierra adecuado para que, en el caso de impactar un rayo o producirse una sobretensión, la corriente encuentre una ruta segura a tierra.

Los sistemas simples de puesta a tierra constan de un único electrodo de puesta a tierra hincado en el terreno. El uso de un único electrodo de puesta a tierra es la forma más común de realizar dicha puesta a tierra y puede encontrarse fuera de su casa o de su lugar de trabajo.

Los sistemas complejos de puesta a tierra constan de varias varillas de puesta a tierra conectadas entre sí, de redes en malla o retícula, de placas de puesta a tierra y de bucles de puesta a tierra. Estos sistemas comúnmente se instalan en las subestaciones de generación de energía eléctrica, oficinas centrales y sitios de torres celulares.

¿Por qué realizar comprobaciones?

Con el correr del tiempo, los terrenos corrosivos con un alto contenido de humedad, un alto contenido de sal y altas temperaturas pueden degradas las varillas de puesta a tierra y sus conexiones. De modo que aunque el sistema de puesta a tierra cuando fue instalado inicialmente tenía valores bajos de resistencia de puesta a tierra, la resistencia del sistema de puesta a tierra puede aumentar si se corroen las varillas de puesta a tierra.

Se recomienda verificar todos los sistemas y dispositivos de puesta a tierra al menos una vez al año como parte de su plan normal de mantenimiento predictivo. Si el técnico encuentra un aumento de la resistencia de más del 20 por ciento, investigue el origen del problema y corrija el sistema de puesta a tierra para reducir la resistencia.

¿Cuál es un buen valor de resistencia de conexión a tierra?

Existe cierta confusión acerca de lo que constituye una buena puesta a tierra y de cuál debe ser el valor de resistencia de puesta a tierra. Idealmente, una puesta a tierra debe tener una resistencia de cero ohmios.

No existe un único umbral estándar de resistencia de puesta a tierra que sea reconocido por todas las agencias. Sin embargo, la NFPA y el IEEE han recomendado un valor de resistencia de puesta a tierra de 5.0 ohmios o menos.

El NEC ha establecido lo siguiente "Asegúrese de que la impedancia del sistema a la tierra sea menor a 25 ohmios según se especifica en NEC 250.56. En las instalaciones con equipos sensibles debería ser de 5.0 ohmios o menos".

El industria de las telecomunicaciones normalmente tiene 5.0 ohmios o menos como valor de interconexión y puesta a tierra.

La meta en la resistencia de puesta a tierra es lograr el mínimo valor de resistencia de puesta a tierra que tenga sentido tanto económica como físicamente.

¿Cuáles son los métodos de prueba?

Existen varios métodos de prueba a tierra disponibles.

Las pruebas de resistencia de suelo, serán más necesarias al determinar el diseño del sistema de puesta a tierra para nuevas instalaciones (aplicaciones en zonas no urbanizadas) para cumplir con los requisitos de resistencia de puesta a tierra.

El método de comprobación de la caída de potencial se usa para medir la capacidad de un sistema de puesta a tierra o un electrodo individual para disipar la energía de un sitio. Para realizar la comprobación de caída de potencial de 3 polos, se colocan dos picas de puesta a tierra en el terreno, en línea recta, alejadas del electrodo de puesta a tierra.

La comprobación selectiva es muy similar al método de caída de potencial y proporciona las mismas mediciones, pero de una manera mucho más segura y sencilla. En el caso de la comprobación selectiva, el electrodo de puesta a tierra, que es el que interesa, no necesita desconectarse de su conexión al sitio.

La medición sin picas es posible si se miden las resistencias de lazo de tierra para sistemas multitierra, usando solo pinzas de corriente. Esta técnica de comprobación suprime la larga y peligrosa tarea de desconectar las tomas de tierra paralelas, lo que suele llevar mucho tiempo, así como la búsqueda de ubicaciones adecuadas para las picas de tierra auxiliares. También puede efectuar comprobaciones de puesta a tierra en lugares que no hubiera considerado anteriormente: dentro de edificios, en torres de alta tensión o en cualquier lugar donde no haya acceso al suelo.

En situaciones en las que colocar estacas de tierra no es ni práctico ni posible, puede realizar mediciones de continuidad/resistencia de tierra de dos polos. Para realizar esta comprobación, el técnico debe tener acceso a una tierra física conocida, en buenas condiciones, tal como una tubería metálica de agua.

Otros recursos