Español

El cumplimiento de los objetivos de rentabilidad y de la capacidad del sistema de aire comprimido mediante una cámara acústica

27 Oct 2021 | Detección de fugas
Cómo el salto de los detectores de fugas por ultrasonidos a la detección visual de fugas de aire con la cámara acústica industrial Fluke ii900 ha ayudado a cumplir los objetivos de rentabilidad y a maximizar la capacidad.
En sistemas de aire comprimido, gas y vacío, aprovechar al máximo la capacidad es mejor que incrementarla, según Jason DuPriest, analista y diseñador de sistemas industriales de ADG Concepts de Fort Worth (Texas, EE.UU.). Desde la consulta hasta el diseño, pasando por la implementación, los proyectos de ADG abarcan desde la instalación de un solo equipo hasta varios equipos de alta capacidad, pasando por sistemas centrales en algunas de las mayores plantas de fabricación y producción.  

Inspección de líneas de gas comprimido en una planta de gas natural. Imagen por cortesía de ADG ConceptsInspección de líneas de gas comprimido en una planta de gas natural. Imagen por cortesía de ADG Concepts

ADG está especializada en soluciones de aire comprimido, vacío, nitrógeno y agua procesada para diversos fabricantes de alimentos y bebidas, cemento, industria pesada, plásticos y moldeado por soplado, etc. Aunque ADG no fabrica los equipos de estos sistemas, su trabajo es asegurarse de que rindan debidamente para sus clientes. "Todos los clientes necesitan alcanzar un objetivo de rentabilidad y nuestra meta es garantizar que lo consigan".

Mejora de la capacidad mediante la rectificación de fugas una a una 

Solo el 20% de los proyectos de ADG son para nuevos sistemas, aunque es lo ideal, porque permiten empezar de cero y elaborar un diseño que se adapte a las necesidades correspondientes de la empresa. No obstante, el 80% restante de sus proyectos tiene como destino a a clientes con sistemas ya instalados. Jason explica que la mayoría de sus clientes con sistemas ya instalados buscan añadir capacidad, algo que suele ser innecesario. "Lo que realmente necesitan es sacar el máximo partido de la capacidad de la que ya disponen", señala Jason. 

Según el Departamento de Energía de EE.UU., una sola fuga de 3 mm (1/8") en una línea de aire comprimido puede llegar a costar más de 2500 dólares al año. Esta institución calcula que una planta estadounidense de tipo medio con un mantenimiento deficiente puede desperdiciar el 20% de su capacidad total de producción de aire comprimido a causa de las fugas. 

En su evaluación inicial del sistema, ADG realiza una auditoría con una cámara acústica Fluke ii900 y mide la potencia con un registrador trifásico de calidad eléctrica Fluke 1735. Con la ii900, ADG busca fugas en el sistema que puedan provocar pérdidas de capacidad artificiales. "Antes de la ii900, utilizábamos la detección por ultrasonidos, que no era eficaz", comenta Jason. "La ii900 nos permite acelerar el trabajo, sin duda alguna".  

Dado que muchos sistemas están instalados en lugares de difícil acceso, Jason destacó la complejidad de llegar a todas las líneas y seguir cumpliendo las directrices de seguridad pertinentes. "Con la ii900 podemos localizar estas fugas que antes se pasaban por alto al 100%".

No siempre se necesita más capacidad

Jason comenta que muchos clientes acuden a ellos pensando que, si necesitan 10, 20 es mejor, pero la realidad es que añadir capacidad innecesaria supone costes que no se recuperan a largo plazo. Asimismo, convencer a los clientes de la existencia de fugas de consideración en sus sistemas dependía únicamente de la palabra del inspector encargado de la auditoría. A día de hoy, ADG obtiene imágenes tangibles gracias a la ii900 posteriormente puede compartir con los clientes.

Esta planta de gas natural utiliza sistemas de gas comprimido para rellenar camiones cisterna de gran tamaño. Imagen por cortesía de ADG ConceptsEsta planta de gas natural utiliza sistemas de gas comprimido para rellenar camiones cisterna de gran tamaño. Imagen por cortesía de ADG Concepts

"Ahora puedo enseñarles algo que ver con sus propios ojos. Poder mostrarles imágenes a los clientes es una ayuda increíble", asevera Jason. "Se hace más énfasis en rectificar estas fugas para aprovechar al máximo la capacidad disponible". 

Aunque Jason explica que su nuevo programa de detección de fugas todavía está en una fase inicial, tiene plena confianza en la exactitud y la eficiencia que la ii900 ha aportado al proceso de auditoría de ADG Concepts. "Realizar auditorías con rapidez nos permite ayudar a nuestros clientes a hacer un uso más eficiente de sus sistemas en menos tiempo, aprovechando al máximo la capacidad de la que disponen y cumpliendo sus propios objetivos".

Acerca de ADG Concepts

La andadura de ADG empieza en 2007, cuando se lanzó a la construcción comercial en proyectos de contratación general en hoteles, colegios y hospitales. En 2011 ADG empieza a ofrecer proyectos "Design+Build" de diseño y fabricación. En 2015, ADG amplió sus servicios de diseño para incluir el diseño de componentes mecánicos, eléctricos y de fontanería (MEP) para sistemas industriales. En 2017, ADG reorienta sus operaciones para centrarse en el diseño e instalación de sistemas industriales de gas comprimido, aire, vacío y agua de procesos. 
 

Recursos relacionados