Español

TenneT soluciona los problemas de comunicaciones en el Aeropuerto de Róterdam-La Haya

29 Oct 2021 | Detección de fugas
  • Operario: Roel van Hees, ingeniero de mantenimiento de operaciones
  • Empresa: TenneT TSO BV
  • Aplicaciones: Abordar los problemas de las descargas provocadas por el efecto corona que afectaban a las abrazaderas de los carriles en una subestación de los Países Bajos y estaban causando problemas de comunicaciones en el Aeropuerto de Róterdam-La Haya
  • Resultado: La comunicación entre la torre de control del aeropuerto y los pilotos ha vuelto a la normalidad. Se ha evitado cualquier posible problema de seguridad.

Cuando TenneT recibió una llamada de la Agencia de Radiocomunicaciones de los Países Bajos para investigar un problema en una de sus subestaciones, que dificultaba la comunicación entre los pilotos y el control del tráfico aéreo, la solución fue utilizar un nuevo e innovador instrumento de detección para obtener una respuesta rápida, segura y eficaz.

TenneT es uno de los principales operadores eléctricos europeos y su actividad se desarrolla principalmente en los Países Bajos y Alemania. TenneT, con sus más de 23.900 km de conexiones de alta tensión, garantiza el suministro seguro de electricidad a 42 millones de usuarios finales.

Fluke ii910

Las principales tareas de TenneT, tras su nombramiento como operador de red en el marco de la ley "Elektriciteitswet" (E-wet) en los Países Bajos y "Energiewirtschaftsgesetz" (EnWG) en Alemania, son:

  • Garantizar un suministro seguro y continuo de electricidad.
  • Proporcionar servicios de transmisión transportando la electricidad a lo largo de la red de alta tensión desde donde se produce hasta donde se consume.
  • Ofrecer servicios de sistemas que garanticen el flujo de la corriente eléctrica en los Países Bajos y en gran parte de Alemania.
  • Apoyar la transición a gran escala hacia las energías renovables.

Interferencias en el Aeropuerto de Róterdam-La Haya

El Aeropuerto de Róterdam-La Haya es un aeropuerto internacional secundario que da servicio a Róterdam, la segunda ciudad más grande de los Países Bajos, así como a La Haya. Está situado a 3 km al noroeste de Róterdam, en Holanda Meridional, y es el tercer aeropuerto con más tráfico de los Países Bajos. En 2019 recibió más de dos millones de pasajeros y cuenta con vuelos regulares a destinos europeos, entre ellos Londres.

A finales de 2020, el control del tráfico aéreo del Aeropuerto de Róterdam-La Haya contactó con la Agencia de Radiocomunicaciones de los Países Bajos. El aeropuerto informó de una fuerte interferencia de radio entre los pilotos y el control del tráfico aéreo en todos los vuelos procedentes del Reino Unido, una de las rutas más transitadas del aeropuerto. Esta interferencia hacía que la comunicación entre el piloto y el control del tráfico aéreo se interrumpiera entre 10 y 20 segundos. Aunque este problema no provocaba que los vuelos fueran desviados a otros aeropuertos ni que se retrasaran considerablemente, el aeropuerto se propuso identificar y solucionarlo para que se pudieran reanudar las comunicaciones con total normalidad.

Sistema de seguimiento

En enero de 2021, la Agencia de Radiocomunicaciones de los Países Bajos inició una investigación de campo para identificar la causa de las interferencias que incluía vehículos de radiogoniometría para explorar la zona y localizar el origen. La Agencia identificó que la interferencia provenía de "De Lier 150", una de las muchas subestaciones del país gestionadas y mantenidas por TenneT.

TenneT respondió inmediatamente a la noticia enviando a Roel Van Hees, un ingeniero de mantenimiento de operaciones de la empresa. En la subestación, Roel Van Hees llevó a cabo nuevas investigaciones para identificar las posibles causas de la interferencia. Las inspecciones visuales y acústicas iniciales no detectaron ninguna anomalía.

Roel Van Hees llevó a cabo una inspección de descargas parciales con la cámara acústica de precisión Fluke™ ii910 y halló la causa de la interferencia al instante.

Características de la ii910

La cámara acústica de precisión Fluke™ ii910 se ha desarrollado para ayudar a los técnicos a detectar descargas eléctricas de forma rápida y sencilla.

La resistente carcasa portátil de la Fluke ii910 dispone de una pantalla táctil LCD de 7" que superpone el SoundMap™ sobre una imagen visual para identificar rápidamente descargas o fugas a frecuencias de 2 a 100 kHz. Integra una matriz de micrófonos que convierte las señales de ultrasonidos en imágenes visuales claras en la pantalla táctil retroiluminada. Los datos capturados se pueden transferir directamente a un PC a través de un puerto USB-C integrado. Desde aquí, los datos se pueden subir a la plataforma de generación de informes Machine Learning PDQ Mode™. Esto proporcionará los datos más importantes sobre las descargas parciales, incluida la identificación del tipo de descarga parcial. La ii910 permite grabar hasta 5 minutos de vídeo y la batería tiene una autonomía de al menos 6 h.

"La cámara acústica de precisión Fluke ii910 resultó de gran utilidad para ayudar a identificar rápida y fácilmente el problema de descargas parciales", afirmó Roel Van Hees. "Antes teníamos que escuchar o utilizar una cámara ultravioleta (UV), un método lento e ineficaz en comparación con la Fluke ii910. Gracias a su amplio campo de visión, la Fluke ii910 nos permitió inspeccionar rápidamente la subestación y localizar los lugares en los que se producían las descargas parciales que nos preocupaban".

"La cámara acústica de precisión Fluke ii910 se ha desarrollado pensando en el usuario final", comentó Tako Feron, product manager de cámaras acústicas de Fluke Corporation. "Roel Van Hees formaba parte de un grupo de trabajo que ayudó a probar y a aportar sugerencias sobre el producto durante su desarrollo. Sus aportaciones fueron muy valiosas para ayudarnos a abordar algunos de los escollos a los que hacen frente a diario, y seguimos trabajando con el grupo para añadir nuevas funciones al software".

Descarga de corona

La ii910 logró identificar descargas parciales en un rango de alta frecuencia. Una investigación más exhaustiva realizada por el ingeniero de mantenimiento operativo determinó rápidamente que las abrazaderas de los carriles sufrían descargas de corona. La descarga de corona, una de las formas más comunes de descarga parcial, se produce como consecuencia de la ionización de un fluido como el aire que rodea a un conductor de alta tensión.

Tras retirar la parte superior de la abrazadera se observó una corrosión excesiva. El extremo del fleje (en contacto con el tubo del carril) presentaba marcas de daños causados por descargas de corona. El grado y la composición de la corrosión bajo el fleje izquierdo sugerían que el material de sujeción estaba deteriorado.

Con el tiempo, se habían creado depósitos de sal y suciedad entre el fleje y el tubo del carril que hacían imposible ecualizar la tensión, por lo que podía surgir un potencial entre el fleje y el tubo del carril. Esta acumulación de potencial se ecualizaba posteriormente mediante descargas parciales.

La intensidad de las descargas había aumentado con el tiempo dañando el fleje y el tubo del carril, y el hecho de que hubiese varios terminales del carril degradados tenía un efecto acumulativo. Esto dio lugar a una señal de interferencia con suficiente energía y alta frecuencia como para interrumpir la comunicación por radio del tráfico aéreo a cientos de metros de distancia.

Solución del problema

Para solucionar el problema, las piezas de sujeción superiores fueron lijadas, se giraron 180 grados y se volvieron a montar. Gracias a ello la comunicación entre la torre de control del aeropuerto y los pilotos ha vuelto a la normalidad.

Sin embargo, es posible que se vuelvan a producir descargas parciales en el futuro. En el pasado, los operadores de red eléctrica no se preocupaban demasiado por las descargas de corona, ya que su impacto en la red es insignificante. Las quejas públicas debidas a la contaminación acústica fueron la razón principal para que esta cuestión se abordase anteriormente. No obstante, a raíz del problema de las comunicaciones en el Aeropuerto de Róterdam-La Haya, el equipo de ingeniería de TenneT está estudiando actualmente un plan de mantenimiento proactivo para ayudar a mitigar el impacto de futuras descargas de corona en toda su red.

Roel Van Hees concluye: "TenneT lleva varios años utilizando instrumentos Fluke que desempeñan un papel fundamental en nuestra labor diaria de proporcionar un suministro eléctrico seguro y continuo a nuestros usuarios finales. El equipo cree en la calidad de la marca Fluke y, personalmente, también utilizo los productos Fluke en casa".

Recursos relacionados